¿Debo consentir demasiado a mi mascota?

Si bien te sientas bien al consentir mucho a tu mascota esto no es necesariamente bueno para el animal, hay personas que llegan al punto de tratarlos como si fueran un ser humano, y esto no esta del todo bien, así que trataremos de ese tema a continuación.

Me imaginó que habrás visto muchas veces a gente extraña o incluso familiares hablarle como si de un niño se tratara a una mascota, si bien esto no esta mal, debemos de saber que hay un limite para todo.

¿Comó ocurre?

Esto es algo que mayormente se presenta en mujeres, ya sea por su instinto maternal o querer reemplazar es vacío que pudo haber dejado que su hijo haya crecido y haya formado su propia familia, también la perdida de un ser querido, pueden ser diferentes los casos en los que puede ocurrir.

En esta etapa esa persona busca como forma de consuelo el cuidar de alguien o estar al lado de alguien que siempre este a su disposición, y que mejor alternativa a eso que un perrito o un gatito, no está nada mal que dicha persona haga eso, el problema ocurre cuando esto perdura mucho tiempo, años o inclusive toda la vida.

Falta de compañía, perdida de un ser querido, es algo que requiere tiempo para volver a la vida normal que uno tenia antes, la mayoría de personas luego de un par de meses o semanas poco a poco se van reintegrando a su usual modo de vida de antes y de no ser ese el caso lo más recomendable seria ir a ver a un psicólogo, con el cual podrás hablar de todos tus problemas y te ayudara a resolverlos de la mejor manera.

¿En que perjudica a la mascota?

Si bien en estos casos el perro tendría toda la atención del mundo, hay un limite en como se debe tratar a un perro.

Por ejemplo si desde pequeño lo tienes contigo y no dejas que socialicé con los demás perros, este podría desarrollar una conducta cohibida lo cual no es para nada correcto, le seria imposible jugar con los demás perros a su entorno o por el contrario tener conductas muy agresivas hacia los mismos.

Llegando al punto de que una vez que pierdas el interés en el animal este no puedo reintegrarse a la vida normal de un perro común.

Si no me crees, que te parecería escuchar la opinión de un experto en adiestramiento canino, puedes verla a continuación.

Recuerda un perro no es un hijo

Iré directo al grano en esta parte, si quieres tener un perro pues ten un perro, si quieres tener un hijo, adopta un niño, que hay varios esperando ser adoptados en los albergues.

No sobrepases la línea de tratar a un perro como si fuera tu hijo, no es bueno para ninguno, no le quites la identidad a tu perro para tu propia satisfacción.

Te has puesto a pensar, nadie quiere hacer al caballo humano, nadie quiere hacer al delfín humano, entonces ¿Por que habríamos de hacer al perro humano?, no tiene sentido verdad.

Conclusiones:

  • No acapares al perro las 24 horas del día, recuerda que el también necesita su espacio.
  • Se cariñoso con el, pero no lo consientas en todo.
  • Llevalo a que juegue y socialice con los demás perros y humanos.
  • Recuerda que la compañía de las demás personas es indispensable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *